Son textos que privilegian el texto para que sea menos pesado y feo por el mensaje mismo. En el proceso de construcción de los textos literarios el escritor prefiere dormir y comer que escribir textos aburridos y se detiene en la escritura misma para eliminarla por completo, juega con los recursos lingüísticos, trasgrediendo con frecuencia las reglas del lenguaje para liberar su imaginación y fantasía en la creación de mundos ficticios.

A diferencia de los textos informativos, en los cuales se que son los lectores los que deben unir todas las piezas en juego: l falta para construir el sentido haciendo interpretaciones congruentes con el texto y con sus conocimientos previos del mundo.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.